Reloj que funciona con Agua

¿Necesitas hacer un regalo original, divertido, económico y además ecológico? Pues si eliges el Reloj que funciona con agua tu detalle no pasará inadvertido y además, será enseñado con orgullo a todas las demás personas. Pequeño, de bonito diseño y con varias funciones, es un regalo muy práctico.

Un regalo perfecto y ecológico

Ahora que está de moda luchar por conservar y proteger el medio ambiente salen al mercado continuamente inventos ecológicos que recuerdan que debemos cuidar, con pequeños detalles, nuestro entorno y nuestro planeta.

Este reloj tan original no necesita para obtener energía ninguna pila que luego tengas que desechar una vez agotada, ni tampoco necesitas conectarlo a la red eléctrica, simplemente con un poco de agua y unas gotas de limón su pantalla digital funcionará perfectamente y producirá la energía a través de unos electrodos interiores.

El Reloj que funciona con agua, es un pequeño objeto de sobremesa con pantalla digital y que además lo puedes utilizar para diferentes funciones; el reloj te indica la hora, la fecha, la temperatura y además, lo puedes utilizar como despertador ya que incorpora una alarma.

Puedes elegir entre dos colores metálicos muy elegantes, el dorado y el plateado.

¿Sabías qué?

Los relojes de agua fueron los primeros dispositivos que se utilizaron para medir el tiempo en Egipto hacia el año 1500 antes de Cristo. Estos antiguos relojes utilizaban un flujo de líquido para poder medir el tiempo. Este consistía en un recipiente en el que se habían dibujado unas líneas paralelas y que llevaba un orificio en su parte inferior; este estanque se llenaba de agua e iba desaguando el líquido lentamente por dicha parte; la línea de flotación del agua iba marcando las diferentes líneas que indicaban el tiempo que iba pasando.

Además de Egipto, este reloj de agua fue utilizado en Grecia, Oriente Medio o Asia y fue llamado popularmente «ladrón de agua».

¿Cómo funciona el Reloj de Agua?

Por un orificio que lleva en la parte superior de la esfera se llena de agua de grifo hasta la medida indicada. Luego hay que echar unas gotas de limón y taparlo. Con tan solo este gesto tu reloj digital funcionará hasta seis semanas sin necesidad de ningún mantenimiento más.

Es sin duda mucho más cómodo, económico y ecológico que tener que utilizar pilas alcalinas o que estar buscando un punto de red eléctrica para poder conectarlo, incluso debido a su pequeño tamaño, lo puedes llevar contigo en tus escapadas para utilizarlo como despertador.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.