La serpiente de Rubik

La serpiente de Rubik es un juego instintivo y muy fácil de manejar que se adapta perfectamente a las manos. Este juego clásico ayuda a fomentar la creatividad, la atención y la destreza manual, lo que lo convierte un juguete muy adecuado para niños a partir de seis años de edad.

El origen de la Serpiente de Rubik

La serpiente de Rubik fue inventada por el mismo creador del cubo de Rubik, Ernö Rubik. La serpiente fue una variante del cubo que aunque no obtuvo tanta fama como su hermano mayor, fue igualmente divertido, educativo y adictivo.

Aunque la serpiente, en su origen, estaba formada por 24 prismas, actualmente se han ido realizado variantes más largas con 36, 72, 120, 194 y hasta 240 prismas, lo que permite realizar verdaderas obras de arte con formas nuevas y con más altura.

La serpiente de Rubik original está formada por 24 prismas con forma de triángulos rectángulos que se pueden girar, cada uno de ellos, noventa grados. Están conectados mediante pernos lo que permite que cada prisma pueda tener hasta cuatro posiciones diferentes. Estos prismas son de dos colores diferentes. El juego consiste en ir girando los prismas hasta conseguir una determinada figura.

¿Qué figuras se pueden realizar con la Serpiente de Rubik?

Figuras serpiente de Rubik

El manual que a veces viene con el juego, permite ir aprendiendo poco a poco a realizar figuras básicas, a cómo mover qué determinado prisma para conseguir un giro y una forma.

La figura más simple de la serpiente de Rubik es el listón. A partir de ahí y girando diferentes prismas, se pueden ir consiguiendo figuras muy sencillas de realizar y tan simples con un aro, una espada, una llave, una nota musical, un perro olisqueando o un gato.

Pero aunque estas figuras son muy sencillas de formar, existen otras mucho más complejas que requieren de mucha destreza y memoria visual. Son figuras tan vistosas como una pelota, una flor, una serpiente enroscada o un hermoso cisne.

No solo se pueden realizar figuras complicadas, sino que también se puede llegar a la creación de figuras abstractas, ya que los límites de este juego los pone la fantasía y la creación del propio jugador. Tiene la ventaja añadida de poder dejar de jugar en cualquier momento, ya que la Serpiente de Rubik siempre mantendrá la pose que haya quedado formada.

Un juguete ideal para estas navidades

Sin dudarlo, la serpiente de Rubik mantendrá a tus hijos horas enteras entretenidos en un juego altamente educativo y con el que se divertirán. También, es apto para mayores.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.