Cucaracha RC, para hacer bromas pesadas

La cucaracha RC es un regalo ideal para aquellos niños bromistas que además son amantes de la tecnología. Aunque si le tienes un poco de pánico a estos bichitos, mejor busca otro regalo…

Un insecto llegado del Japón

Esta creación fabricada en plástico —como no podía ser de otra forma, es una idea japonesa— funciona a control remoto y se recarga vía USB. Esto no solo es una ventaja por no necesitar pilas y reducir gastos, también resulta más ecológica así.

Otra ventaja, además de ser inalámbrica, es que brilla en la oscuridad, pues su parte trasera se puede encender mediante su control.

Existen dos modelos, uno que vuela, y otro que no. Lamentablemente el que sí puede volar le quita mucho realismo al producto. Pero el que no vuela puede desplazarse en varias direcciones, dándole un efecto más realista.

También se puede controlar con un iPhone

Todo en la cucaracha RC es muy realista, desde sus antenas, sus pequeñas patitas, hasta sus alas. Es un modelo que imita a la perfección a este insecto que ha sabido sacarle el grito a más de uno, ya sea grande o chico. Su tamaño es apenas superior al de una cucaracha real.

Gracias a su gran popularidad, recientemente salió un modelo que, en lugar de llevar un control remoto, es controlado mediante un pequeño aparato que se conecta al iPhone, y gracias a una aplicación puede usarse como control remoto. También funciona en iPad.

Si te gustan las bromas, encontrarás mucha diversión asustando a la gente, sin tener que lidiar con esa molestia de tener al verdadero insecto en tu hogar, ya que a diferencia de las cucarachas reales, este juguete no se reproduce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.